¡Ya regresó Jesús!

0
1

GANADORES Y PERDEDORES

¡Ya regresó Jesus!

Por: Juan José Rosales Gallegos

Morelia, Michoacán a 15 de enero de 2019.- Le dieron el micrófono, llegó el momento que todos los asistentes esperaban desde hace varios años; ahí estaba el orador, de pie y libre. Los gritos de más de 200“ya llegó Jesús, ya llegó Jesús”, hicieron más emotivo el momento. Los amigos presentes levantaban sus manos aplaudiendo o empuñándolas con coraje, amenazantes, agradecidos, emocionados.

“Muchas gracias a todos”, fueron las primeras palabras que, Jesús Reyna García les dirigió… La voz se le quebró y vino un silencio que reveló mucho más que su discurso. Luego, aplausos, una ovación que le permitió reanimarse, beber un poco de agua.

Su mensaje no fue un reclamo airado ni un mensaje político, no fue un llamado a la rebelión ni una apología de la desdicha. Sus palabras fueron meditadas y en algún momento conmovedoras. “Decirles que me da mucho gusto este reencuentro con todos y cada uno de ustedes, seguramente lo sienten igual que yo, los mueve y los motiva el sentimiento, el corazón, y afloran los recuerdos y las lágrimas, porque hemos sido con ustedes compañeros de lucha, de fracasos, compañeros de triunfos pero, sobre todo, compañeros de convicciones en hacer bien las cosas”, les dijo.

En su discurso, solo hubo un reclamo, con sabor a advertencia, para muchos: “Lamentablemente tuvimos que sufrir, yo en lo personal y mi familia, una gran injusticia que también llegó a muchos de ustedes. Mi familia sufrió desdenes, desaires, llamadas no contestadas y peticiones no atendidas. En fin, tantas cosas. Muchos de ustedes sufrieron despidos y burlas seguramente”.

Hizo un espacio para referirse a su familia que lo acompañaba, a sus hijos, a su esposa, “no han llegado mi hija y mi esposa Elizabeth, les pedí que me acompañaran”. En ese momento su voz volvió a quebrarse, de inmediato su dolor intentó ser disimulado con aplausos; una ausencia que lo acompañará toda su vida, una despedida que quedó pendiente.

El “mensaje político” llegó casi al final, y es el primer indicio de lo que en próximos días anunciará: “Vivimos tiempos distintos, y en tiempos distintos debemos de actuar de forma diferente… se requiere un cambio inteligente, un cambio decidido, un cambio adecuado a la realidad que hoy estamos viviendo. Convoco a los que hoy aquí estamos a que sigamos trabajando, primero por el bien del país, por el bien del estado, por convicción defendiendo y luchando por lo que creemos que está bien. Sigamos unidos en el propósito y la finalidad”.

Al parecer, “el propósito y la finalidad” son los mismos, pero la ruta para llegar será distinta, una “adecuada a la realidad que hoy estamos viviendo”.

LOS PERDEDORES

Todos los que son responsables de, “desdenes, desaires, llamadas no contestadas y peticiones no atendidas”. Seguramente ya recibieron el mensaje…