La importancia de Zitácuaro

0
371

Por: Juan José Rosales Gallegos

Morelia, Michoacán a 31 de enero de 2018.- Zitácuaro es un punto emblemático en el mapa político-electoral de Michoacán, un lugar en donde convergen intereses de todo tipo para todos los partidos y actores políticos. Punto estratégico para el comercio con la capital del país y el Estado de México y paso a la tierra caliente, cabecera de toda la región. Ahí nacieron algunos de los políticos que construyeron al estado en el siglo XX y han dejado su huella en la historia, los Chávez, Orihuela, Tinoco, entre otros. Mención especial merece el gobernador Aureoles, hijo adoptivo de esta tierra.

Carlos Herrera, como presidente municipal ha desarrollado un buen trabajo, devolviendo a Zitácuaro parte del esplendor perdido. La obra pública es un revulsivo para la economía local, que también se apuntala con el respaldo brindado a los productores legales de aguacate de la región, que en cuestión de semanas podrán exportar a los Estados Unidos sin la tutela de la APEAM; y recuperó la feria, que los últimos años estuvo controlada por bandas del crimen organizado.

La Feria de Zitácuaro, es un espacio regional de convivencia en donde productores de municipios vecinos (incluidos del Estado de México) asisten para negociar, comprar y vender. La oferta lúdica y musical arropan un intenso movimiento comercial. La feria fue inaugurada este fin de semana, y llama la atención que, de cara al competido proceso electoral de este año, acompañaran al alcalde Herrera el secretario de gobierno, Adrián López Solís (representando al gobernador) y la directora del Sistema DIF del estado, Rocío Beamonte.

Alguno de estos tres personajes (o los tres) estarán en las boletas buscando el voto popular para ocupar la alcaldía, diputación local o la federal. Serán propuesta del PRD que deberá ser arropada por los partidos del Frente (PAN, MC, PVEM). A la espera de las propuestas del PRI, Zitácuaro es uno de los puntos dónde mayor atención pone el gobernador Aureoles, que no permitirá se pierda el municipio o alguno de los espacios en las legislaturas.