Inundación de enramadas y encharcamiento de calles, dejó el huracán Bud en LC

0
37

Por: Rafael Rivera Millán

Ciudad Lázaro Cárdenas, Michoacán, 12 de junio de 2018.- Debido a los fuertes vientos y lluvia que provocó el huracán Bud, categoría III a su paso frente al litoral Michoacán, en este municipio la mayoría de las enramadas ubicadas en la zona costera de Lázaro Cárdenas, sufrieron inundaciones por la salida de las olas, que literalmente se metieron hasta la cocina de esos establecimientos.

De igual manera, y como ya se ha vuelto una costumbre, en distintos puntos de la ciudad, los de siempre, se registraron encharcamientos, donde de nueva cuenta y pese a que año con año es lo mismo, los conductores de vehículos pequeños, de manera irresponsable se aventuraron a cruzar esos sitios, quedándose varios de ellos varados, con el consecuente daño para sus unidades.

En Playa Azul, debido a los problemas que la población ha tenido con la obra de rehabilitación del sistema de drenaje sanitario, ayer no solo la lluvia inundó varias calles, sino también el drenaje sanitario que brotada por donde quiera.

De igual manera, en la redes sociales hubo comentarios sensacionalistas en el sentido de que el huracán Bud se había llevado lo que quedaba del buque Noruego Betula, encallado en Playa Las Calabazas desde finales de junio de 1993, pero el viejo casco, según pobladores consultados, ahí seguía ayer, solo que por el fuerte oleaje y la bruma, no se alcanzaba a ver. Lo cierto dijeron es que con el paso del tiempo, la salinidad ha ido despedazando poco a poco la mole de acero, que en un tiempo hubo intentos de desguazarlo ahí mismo, pero ninguna empresa se aventuró a hacerlo, por lo costoso que representaba y mucho menos sacarlo a flote, porque tenía varios metros enterrado en la arena de esa playa, por lo que, reiteraron nuestras fuentes, era descabellado decir que lo que quedaba del Betula se lo había llevado ayer el huracán.

Por lo demás, las autoridades de Protección Civil y de las fuerzas armadas estuvieron en estado de alerta, pero al cierre de esta edición no se tenía recuento de daños, sobre todo los que pudieron haber ocurrido, principalmente mobiliario y estructuras de las enramadas turísticas de la zona costera del municipio de Lázaro Cárdenas.