Guerra en el Bajío y la Ciénega

0
3686

Por: Juan José Rosales Gallegos

Morelia, Michoacán a 18 de diciembre de 2017.- Los días 9, 10 y 11, civiles armados atacaron con armas de fuego tres instalaciones de la Secretaría de Seguridad Pública en los municipios de Venustiano Carranza, Zamora y Sahuayo. Del primero resultó un elemento lesionado y tres unidades dañadas; los atacantes llegaron en motocicletas. En Zamora, no hubo lesionados y los daños solo fueron contra la pared; suponen que los responsables pertenecen al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG). En el último ataque, en Sahuayo, los civiles armados se movían en un jetta color rojo, no hubo lesionados solo una unidad dañada.

La disputa de los grupos en los municipios de Jiquilpan, Sahuayo, La Piedad, Zamora y otros que conforman la región, está rebasando todo límite. No solo es el desafío directo a las autoridades, también actos de terrorismo que están pegando muy duro en el ánimo de los habitantes de esta zona, en la cual puede usted incluir a los municipios limítrofes de los estados de Jalisco y Guanajuato.

El martes 12 de diciembre, en la carretera que une a Zacapu y Zamora fue encontrado en cadáver de una persona envuelto en cobijas. Tenía una cartulina con un mensaje. El viernes 15 los cuerpos de dos hombres decapitados estaban tirados a la vera de la brecha de Atacheo-El Espíritu, municipio de Zamora. Según información preliminar, unas cabezas halladas el 4 de diciembre podrían pertenecer a estos cadáveres. Sábado 16 de diciembre, en la brecha que comunica al Camino Real en la colonia La Yerbabuena de Sahuayo, Michoacán, campesinos localizan el cadáver de otro hombre decapitado. Ese mismo día, en pleno centro de Venustiano Carranza fue asesinado a quemarropa un tal “pechos duros”. En Zamora, mismo sábado, dejaron un cadáver decapitado en la conocida y céntrica calle de Colón; había un narco mensaje.

El miércoles 13 de diciembre, durante un operativo encabezado por elementos de la Policía Michoacán, tres individuos plenamente identificados como parte del CJNG, fueron detenidos en La piedad en posesión de cuatro armas cortas, droga y un vehículo robado.

Una de las cartulinas encontradas sobre alguno de los cuerpos decapitados, mancillados, ultrajados decía: “el rabano y el barzon y la bola de pendejos que no vale la pena mencionar los tenemos ubicados director de la policia de sahuayo jiquilpan los vamos a trozar por proteger a esta bola de lacras atte la nueva familia michoacana” (sic).

En otra se lee una revelación, que pudiera ser, contundente si su origen fuera lícito y creíble: “aqui les dejo su basura venga a recogerla putos jaliscos este cobraba cuotas a las gasolineras tiendas ganaderos comercios y es responsable de la muerte de javier anaya y fallo ramirez”.

En el mes de agosto de este año el expresidente municipal de Sahuayo y entonces Notario Público fue asesinado en los límites de este municipio con Jiquilpan. Hasta el momento no hay ningún avance en la investigación del crimen.

Hasta un ciego puede ver lo que está pasando y los bandos en disputa.