Gal Gadot abandonará la secuela de ‘Wonder Woman’ si Brett Ratner sigue en el proyecto

0
122

Los abusos sexuales en la poderosa industria de Hollywood continúan sumando escándalos. Tras las denuncias contra Harvey Weinstein, James Toback, Dustin Hoffman o Kevin Spacey se ha sumado ahora el nombre del director y productor Brett Ratner.

Tras la publicación de estos casos, la actriz Gal Gadot lo tiene muy claro en cuanto a su participación en la secuela de Wonder Woman. La israelí será de nuevo la superheroína de DC Comics solo si Bret Rattner se desliga del proyecto, según informa Page Six. Al parecer, la mujer maravilla estaría esperando que Warner Bros tome cartas en el asunto y desvincule a Rattner de la producción que volverá a dirigir la realizadora Patty Jenkins.

La productora de Bret, RatPac-Dune, ayudó a producir Wonder Woman como parte de su acuerdo con Warner Bros. Y está claro que el éxito de la película le reportó mucho dinero.

Hace varios días, Ratner fue acusado de conductas sexuales inapropiadas por las actrices Natasha Henstridge, Olivia Munn y Ellen Page, así como otras cuatro mujeres. Henstridge dijo a Los Angeles Times que era una modelo de 19 años cuando Ratner, entonces un veinteañero director de videos musicales, la obligó a tener sexo oral. “Me forzó con sus brazos realmente. Me forzó físicamente”, dijo Henstridge, que trabajó en películas como Species y The Whole Nine Yards.

Por su parte Munn, que trabajó en la serie de HBO The Newsroom y el filme Magic Mike, dijo que Ratner se masturbó frente a ella cuando era una aspirante a actriz en el set de la película After the Sunset. Relató el incidente en un libro escrito por ella, aunque sin mencionar al director. La actriz dijo que había llegado el momento de hablar. “He tomado decisiones específicas, conscientes, para no trabajar con Brett Ratner,” explicó Munn al diario.

Por su parte, Ellen Page, conocida por su papel en ‘Juno’, ha confesado haber sido acosada por Ratner cuando sólo tenía 18 años durante el rodaje de ‘X-Men 3: La decisión final’. “Miró a una mujer que estaba a mi lado, diez años mayor; me señaló y dijo: “Deberías follar con ella para que se den cuenta de que es gay”, ha afirmado a través de Facebook. Y añade: “Era una joven adulta que aún no se había descubierto a sí misma. Sabía que era gay, pero no lo sabía, por así decirlo. Me sentí violada cuando sucedió esto. Miré a mis pies, no dije ni una palabra y vi como nadie más lo hizo. Este hombre, que me había contratado para la película, comenzó nuestros meses de rodaje con algo que nadie había pedido. Él me obligó a “salir del armario” sin importarle mi bienestar, un acto que todos reconocemos como homofóbico”, ha dicho Ellen.