FIFA suspendió un año a Paolo Guerrero por dopaje y se queda sin Mundial

0
269

La Comisión de Disciplina de la FIFA decidió suspender un año al capitán de la Selección de Perú, Paolo Guerrero, después de que el jugador diera positivo por un metabolito de la cocaína en un control de dopaje el pasado octubre, por lo que se despide de Rusia 2018.

La FIFA confirmó este viernes la decisión de su comisión disciplinaria y notificó que el periodo de suspensión comenzará a contar desde el pasado 3 de noviembre.

El positivo de Guerrero se detectó en el control al que fue sometido el pasado 5 de octubre en Buenos Aires, tras el partido de clasificación para el Mundial de Rusia 2018 entre Argentina y Perú, al localizar en su muestra el metabolito de la cocaína benzoilecgonina, que está incluida entre los estimulantes que figuran en la lista de sustancias prohibidas la Agencia Mundial Antidopaje (AMA).

“Al haber dado positivo por una sustancia prohibida, el futbolista ha contravenido el artículo 6 del Reglamento Antidopaje de la FIFA y, en consecuencia, el artículo 63 del Código Disciplinario de la FIFA”, informó este organismo en un comunicado.

Guerrero fue suspendido temporalmente durante un mes el pasado 3 de noviembre, pero la suspensión se amplió 20 días más a la espera del fallo conocido hoy, en el que FIFA recordó que “la suspensión incluye, entre otros, todo tipo de partidos en el ámbito nacional e internacional, amistosos u oficiales”.

La suspensión provisional impidió al jugador entrenarse con su equipo, el Flamengo brasileño, y participar con la Selección de Perú en la eliminatoria de clasificación para el Rusia 2018, con la que los peruanos lograron el pase tras superar a Nueva Zelanda.

En vísperas de esos encuentros la FIFA rechazó un recurso extraordinario de la Federación Peruana para autorizar que Guerrero participara en esa repesca, vía por la que su equipo logró el billete para un Mundial 36 años después de su última participación en España 1982.

Paolo Guerrero fue citado a declarar por la FIFA en Zúrich, su defensa acreditó que la sustancia encontrada en su orina, por los bajos niveles encontrados en los análisis, fue fruto de haber ingerido un té contaminado con restos de hojas de coca en los días previos al partido disputado en Buenos Aires.

En la misma la FIFA constató que la benzoilecgonina, principal metabolito de la coca hallado en los exámenes, no procede del consumo de cocaína.