El morbo de los cambios en el gabinete

0
8933

El morbo de los cambios en el gabinete
Por: Juan José Rosales Gallegos.
Morelia, Michoacán a 4 de octubre de 2017.- El morbo es un interés malsano, nos atraen los acontecimientos desagradables. El mejor ejemplo del hambre mexicana por los episodios protervos es la lucha libre, nos congregamos alrededor del pancracio al grito de, ¡quiero ver sangre! Circo romano de greñudos y enmascarados.
Lo que menos le importa a la mayoría de periodistas, reporteros, analistas y público en general, son las consecuencias (positivas o negativas) políticas y económicas de los movimientos en el equipo del gobernador. Esperan los cambios en el gabinete, anunciados por el propio ejecutivo, para regodearse y confirmar la premisa del “funcionario ineficaz”. No quieren saber si la administración va a mejorar, solo esperan pacientemente la oportunidad para el escarnio.
Son muchas las razones para realizar ajustes, pero las más certeras son siempre las que tienen que ver con un mal desempeño. De eso no hay duda. Esto es lo que debe ocuparnos, entender que, a dos años de gobierno, Silvano Aureoles todavía no logra un equipo sólido, no encuentra en quien delegar parte de la responsabilidad de gobierno, porque gobernar no lo puede hacer un solo hombre. Cercano a la mitad de su mandato, es el momento preciso para sacudirse los compromisos y tomar decisiones. Michoacán lo necesita.