Ante la inseguridad, no existen recetas infalibles aunque se llamen “Convenios de Coordinación”: Brenda Fraga

0
0

Morelia; Michoacán, 04 de octubre de 2018.- Para enfrentar la inseguridad y la violencia se debe atender a realidades concretas y específicas, no moldes estandarizados, escuchar a todas las voces, construir consensos y reconstruir el tejido social, aseguró en la máxima tribuna del estado, Brenda Fraga Gutiérrez, Coordinadora de la Fracción Parlamentaria del Partido del Trabajo (PT) en el Congreso de Michoacán.

Al presentar su posicionamiento respecto a la urgencia de replantear las estrategias para enfrentar la inseguridad y la violencia en el estado de Michoacán, dijo que un Convenio de Coordinación no es una receta probada a los problemas de inseguridad que vive el estado, por el contrario, la figura de Mando Único quedo lejos de cumplir con sus objetivos.

“Aquí no existen recetas infalibles, y la imposición de panaceas, aunque se llamen Convenios de Coordinación, no es la solución sino parte de la problemática” afirmó la diputada.

Fraga Gutiérrez, puntualizó que en el tema específico de Zamora, urge la construcción de consensos y orientar el trabajo con coordinación y no con subordinación, anteponiendo los intereses de las y los zamoranos que son quienes finalmente sufren las consecuencias de la inseguridad y la violencia.

“A Zamora le urgen consensos, no desacuerdos entre niveles de gobierno. Para trabajar congruentemente a favor de la seguridad y la justicia para la gente, es indispensable reconocer las circunstancias que impiden el ejercicio pleno de los derechos de los sectores sociales y desembocan en discriminación, exclusión y violencia”, señaló la legisladora.

La Coordinadora de la Bancada del PT en el legislativo, expresó que urge la construcción de un amplio consenso a favor de los Derechos Humanos, que involucre a todos los sectores sociales y exija a los tres órdenes de gobierno actuar con verdaderas estrategias, con visiones asertivas, con esfuerzos efectivos por la lucha de los derechos y en la erradicación de la violencia que hoy nos aqueja.