Alinearse a los valores de la sustentabilidad, pide Medardo Serna a nicolaitas

0
8
  • No basta saber sobre la sustentabilidad, debe volverse un estilo de vida afirma Mateo Alfredo Castillo Ceja, punto focal en México para la Carta de la Tierra.

El actuar con responsabilidad, conciencia, respeto al entorno ambiental y a los seres humanos, deben ser las actitudes y valores a adoptar como parte de un estilo de vida, no sólo en el plano académico entre los nicolaitas, afirmó el rector de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Medardo Serna González.

Con motivo de la celebración del 18° Aniversario de la promulgación de la Carta de la Tierra por parte de la Organización de las Naciones Unidas, la Casa de Hidalgo reunió a sus funcionarios y empleados administrativos en la Sala del Consejo Universitario, para escuchar la conferencia Principios y Valores de la Sustentabilidad, expuesta por el punto focal en México para este documento, Mateo Alfredo Castillo Ceja.

Acompañado en el presidium por el secretario General de la Casa de Hidalgo, Salvador García Espinosa; el titular de la Dirección de Vinculación y Desarrollo, Dante Ariel Ayala Ortiz; así como de la Secretaria de Difusión Cultural y Extensión Universitaria, Norma Lorena Gaona Farías; el rector nicolaita afirmó que es importante informar y estar informado, pero el ejemplo es vital, de allí que durante una semana se haya difundido entre los nicolaitas la Carta de la Tierra.

La educación tiene dos componentes -definió- el primero relacionado con la transmisión de conocimientos para dotar de herramientas a los futuros ciudadanos del país, el segundo la formación de seres humanos libres, responsables y factores de cambio para la sociedad.

Hoy los nicolaitas y la población en general están al tanto de los hechos de inseguridad, violencia, los motivos del cambio climático, problemas de salud por la contaminación, sin embargo, saberlo no es suficiente.

La falta de acciones desde el gobierno y la sociedad civil para combatir estos problemas –prosiguió Serna González- tienen como causa una formación humana deficiente, y en ello las instituciones de educación superior tienen la obligación de actuar para fortalecer voluntades y compromisos que lleven a la acción.

No puede avanzarse en el tema si la generación actual se contenta con cumplir metas a corto plazo, sin ver el problema como una responsabilidad que inicia en la conciencia individual y requiere de acciones colectivas de fondo para cuidar el planeta, si esta toma de conciencia no pasa a la acción, las consecuencias para las futuras generaciones serán nefastas, advirtió Serna González.

Es necesario fortalecer voluntades y alinear el comportamiento de cada individuo con los valores de la sustentabilidad, señaló Medardo Serna, al felicitar a los integrantes del Comité Universitario de la Carta de la Tierra, conformado a iniciativa de Dante Ariel Ayala Ortiz, director de Vinculación y Desarrollo; el coordinador del Programa Ambiental Institucional, Jesús Cirilo Trujillo Jiménez; y la titular de la Coordinación de Responabilidad Social y Formación Docente, Fabiola González Betanzos, a quienes solicitó incentivar a todas las dependencias nicolaitas a trabajar por la formación para la sustentabilidad.

Durante su mensaje de bienvenida, Dante Ariel Ayala Ortiz agradeció al docente nicolaita y punto focal de la Carta de la Tierra Mateo Alfredo Castillo Ceja, su presencia y disposición para trabajar con la comunidad nicolaita en la puesta en marcha de acciones dirigidas a la toma de conciencia y formación de cada uno de sus integrantes.

Anunció que en breve, el Comité Universitario de la Carta de la Tierra, propondrá tres acciones fundamentales para realizar en la Casa de Hidalgo: sensiblización de todos los actores univesitarios, una educación formativa para la sustentabilidad en todos los programas de estudio y lograr un campus universitario sustentable, lo anterior como un compromiso con este documento firmado por la UMSNH hace 18 años y refrendado el año pasado.

Principios y Valores de la Sustentabilidad

El objetivo de la Carta de la Tierra, describió Castillo Ceja, es lograr un estado de vida sustentable para todos los habitantes del planeta, incluidos animales y plantas, no sólo el ser humano.

Suscrita por 62 países y más de mil instituciones educativas y organizaciones, la Carta de la Tierra busca crear conciencia entre los seres humanos sobre el daño infringido al medio ambiente y recuperarlo desde el año 2000, crisis que se origina como efecto de los problemas políticos que originan las guerras, migración y xenofobia, además del uso indiscriminado de armas nucleares y biológicas que dañan severamente el medio ambiente, incluyendo al ser humano, animales y plantas.

De acuerdo al documento, las decisiones humanas son el origen de la fragilidad de la Tierra y sus habitantes frente a las inundaciones, escases de comida, desparición de especies animales y vegetales; ya que estas decisiones fueron tomadas sin responsabilidad, ética o valores morales.

Entre las amenazas mayores que vislumbra la ONU para los próximos años están: armas de destruccón masiva, terrorismo, falta de agua potable, conflictos internacionales por la falta de observación de loas Derechos Humanos, xenofobia, calentamiento global, la innovación que atenta contra los recursos naturales, migración de comunidades por represión.

La Carta de la Tierra propone respeto a la naturaleza, justicia social y económica, derechos humanos universales y el desarrollo de una cultura por la paz, aspectos de los cuales el ser humano en lo individual y colectivo debe hacerse responsable.

Este documento, puede ser un banco de valores para el diseño de políticas públicas y acciones individuales y comunales para lograr rescatar aquellos que se han perdido entre los mexicanos: honestidad, hermandad, responsabilidad, equilibrio emocional, la concepción como responsables de la Naturaleza.

También la Carta de la Tierra puede ser un instrumento de evaluación para medir el progreso de una sociedad hacia la sutentabilidad y como una herramienta educativa que permita revisar los planes de estudio actuales y vislumbrar las carencias en el tema.

Finalmente, la Carta de la Tierra puede coadyuvar a la construcción de estilos de vida sostenibles a través de la educaicón cmo una esperanza para la humanidad, hoy en crisis.

El documento puede consultarse de manera pormenorizada en la siguiente liga web: cartadelatierra.org/ .