Algo falta…

0
245

Morelia, Michoacán a 11 de enero de 2018.- ¿Qué le falta al gobierno de Michoacán? Es una pregunta que se debe plantear con toda seriedad. A dos años y medio del inicio de la presente administración varios indicadores se han movido positivamente, se deja atrás la pobreza, el rezago y se recupera la gobernabilidad y la seguridad en municipios que, anteriormente eran dominados por bandas criminales. Se reactiva la comunicación entre el gobierno del estado y los ayuntamientos, además de renovar el trabajo coordinado con el gobierno federal, lo que ha traído enormes beneficios.

Pero, los michoacanos no se sienten satisfechos con la actuación de quien detenta el poder ejecutivo del estado, tampoco con el equipo de trabajo que lo acompaña.

Por ejemplo, en el tema de seguridad, se ha mejorado de manera tangible la calidad de vida de los elementos de la Policía Michoacán. Los elementos de menor grado perciben en promedio un salario mensual de 10 mil 500 pesos, reciben una compensación mensual de acuerdo con la escala jerárquica terciaria y cada semestre un bono por disciplina policial. El salario promedio nacional de los policías es de casi 10 mil pesos. Por lo tanto, el salario de un policía es Michoacán es superior a la media nacional, un paso importante para evitar “tentaciones” del exterior, como ya ocurrió.

Al inicio de la actual administración la secretaría de seguridad pública contaba con 322 vehículos de diferentes marcas, modelos y balizados de forma distinta que eran usados como patrullas. Al día se hoy se cuenta con más de MIL UNIDADES, de las cuales 720 son nuevas. Todas y cada una de las patrullas están perfectamente identificadas con una sola imagen institucional.

Datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública demuestran que Michoacán reporta la incidencia delictiva más baja por cada cien mil habitantes en comparación con sus estados vecinos, Guerrero, Jalisco, Estado de México, Guanajuato, Querétaro y Colima. Además, los delitos de alto impacto mantienen una incidencia a la baja comparados con las mismas entidades. Michoacán es más seguro que los estados vecinos.

Según la ONG Causa Común, el estado es el octavo lugar en el Índice de Desarrollo Policial.

La tarde-noche del martes 9 de enero, en Tangancícuaro y Zamora, un grupo de civiles armados (delincuentes-sicarios) atacaron de manera artera y cobarde a elementos de la Policía Michoacán, resultando un elemento herido. De inmediato las fuerzas estatales se recuperaron contando con el apoyo de policía federal y el ejército para salir en persecución de los perpetradores, que ya se encuentran en custodia y presentados ante la autoridad correspondiente. Este acto marrullero y asesino de una banda criminal llama más la atención que todas las mejoras que aquí se han descrito.

Algo falta, cuando a pesar de todo lo bueno, se “percibe inseguridad”.